LA precariedad de las construcciones hace que el mal de chagas afecte en gran medida. Esta joven pareja de 18 y 21 años, vive bajo un techo infectado de vichucas. (image by Christian Heit)
LA precariedad de las construcciones hace que el mal de chagas afecte en gran medida. Esta joven pareja de 18 y 21 años, vive bajo un techo infectado de vichucas.
©Christian Heit
lightstalkers.org/christian_heit | View all images in this gallery | Play audio slideshow | Feed-icon-10x10-dim Subscribe via RSS
www.heitpress.com
Icon-previous Icon-next